Qué usas ¿desodorante o antitranspirante?

¿Te has dado cuenta de que independientemente de que haga un calor que se caen los pájaros, o un frío tremendo de invierno, nuestra temperatura corporal se mantiene estable en torno a los 36.5°C?  Esta temperatura es la más eficiente para nuestro cuerpo, ya que consigue  evitar infecciones de virus, bacterias y hongos, con el menor gasto de energía. Y para conseguir mantener esta temperatura óptima, uno de los mecanismos termorreguladores más eficientes es la sudoración o transpiración.

La transpiración es por tanto un proceso natural y necesario no solo para regular la temperatura corporal, sino también para eliminar toxinas. Y aunque el sudor es inodoro, en la zona de las axilas y las ingles, al entrar en contacto con las bacterias de nuestra piel genera mal olor. Para solventar este problema aparecen los desodorantes o antitranspirantes. El caso es que aunque empleamos estos dos nombres indistintamente, en realidad son cosméticos con diferente funcionalidad y protección.

Los antitranspirantes son los más utilizados. Tienen en su composición sales que en contacto con el sudor liberan aluminio que bloquea las glándulas sudoríparas, evitando la sudoración. Aunque hay voces que predican que las sales de aluminio de los antitranspirantes pueden provocar Cáncer de Mama e incluso Alzheimer, en la actualidad no hay ningún estudio científico que demuestre esta relación. Lo que sí es cierto es que un porcentaje de esas sales de aluminio penetran en nuestro cuerpo y tienen un efecto disruptor en ciertos procesos naturales. Por otro lado, tanto las sales de aluminio como otros ingredientes de los antitranspirantes (alcohol, ftalatos, parabenos, triclosán, fragancias…) pueden fácilmente irritar la piel y producir alergias.

Los desodorantes tienen otra misión. Su objetivo no es bloquear la salida del sudor sino eliminar el mal olor, utilizando para ello aceites esenciales y extractos de plantas de acción antibacteriana. Los desodorantes naturales son fórmulas libres de tóxicos y la mejor opción para evitar alergias e irritaciones y favorecer la correcta eliminación de toxinas.

Por último, existe otra opción dentro de los desodorantes naturales que es el mineral o la piedra de alumbre. Es una sal natural con acción bactericida, cicatrizante e hipoalergénica que aunque contiene aluminio no funciona como antitranspirante ya que no libera aluminio que bloquee los poros impidiendo la sudoración, sino que funciona creando una película transparente en la superficie de la piel que destruye las bacterias que provocan el mal olor.

Si estás pensando en dar el salto a un desodorante natural, tienes que tener en cuenta que requiere un tiempo de adaptación ya que vas a recuperar el proceso natural de sudoración de tu axila y necesitas acostumbrarte a notar la zona húmeda, aunque ello no implique que huela mal.

Y ahora viene la pregunta clave, ¿cómo los diferencio? Pues la única manera es leer su composición o INCI. Los antitranspirantes llevan la palabra Aluminio o Aluminium, siendo Aluminium chlorohydrate el más usadoEn los desodorantes naturales el término Aluminium no existe y la piedra de alumbre lleva en su composición la palabra Alum (Potassium Alum)

Fuentes:

www.ocu.org/salud/cuidado-piel/noticias/seguridad-desodorantes-aluminio

www.efesalud.com/desodorante-o-antitranspirante/

www.promofarma.com/blog/belleza-cosmetica/es-lo-mismo-un-desodorante-que-un-antitranspirante/ 

www.investigacionyciencia.es/noticias/hasta-qu-punto-es-peligroso-el-aluminio-17572

es.wikipedia.org/wiki/Alumbre

cienciaycosmetica.com/2018/06/14/es-la-sal-de-alumbre-un-antitranspirante-contiene-aluminio-natural-o-sintetica/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *